Una locura de gente disfrutó de “En Terapia” en San Isidro

    76
    Nadie quiso perderse la función de En Terapia

    El recinto de sesiones del Concejo Deliberante se vio colmado de gente que se divirtió con la puesta en escena del Ensamble de Teatro de Martínez.

    Lleno total para ver en escena una sesión muy particular de psicoanálisis. El domingo pasado por la tarde, una muy buena representación de la compañía teatral Ensamble de Teatro de Martínez volvió a dar vida a una obra de la dramaturga Bea Dubovsky, titulada “En terapia” que el público disfrutó riendo en un espectáculo que está centrado en variadas situaciones hilarantes.

    “El texto es de la dramaturga de la compañía. Para elaborarlo hicimos algo que nunca habíamos hecho, trabajar en base a improvisaciones y textos desarmados. Con ellos fuimos completando una obra que increíblemente funcionó. La gente la pasa muy bien, se divierte de principio a fin”, cuenta el director Ariel Donda.

    Con un cerrado aplauso el público despidió al elenco
    Con un cerrado aplauso el público despidió al elenco

    Todos se convierten en pacientes que parecen competir en ver quien consigue el premio a la menor cordura. “La autora crea unos personajes que psicológicamente no están bien, pero se ríe de eso y al reírse de alguna forma lo naturaliza y hace que la gente se pueda reír de algo que por ahí le es cercano”, destaca Donda.

    La consulta domiciliaria de un psicoanalista es donde transcurre toda la acción. En ese pequeño habitáculo, los márgenes entre locura y cordura se disolverán y de paso los roles también se harán trizas.

    Nicolás Pstyga, con una grabadora en una mano y una botella de licor en la otra, interpreta el papel del doctor, que atiende a toda una troupe variopinta de locos, pero al que no le iría nada mal una dosis de su propia medicina.

    Bruno Cataldi se pone en la piel de un hombre que cree convivir con su madre difunta. Iara Stern es Alicia, una atractiva chica que pone loco a su médico. Mario Favio es un enfermo que no sabe aún definir su sexualidad claramente y Arian López se pone en el rol de amante trastornado.

    Todo el elenco brindó una gran función, muy aplaudida al final, y con la promesa de volver por estos escenarios.

    Dejar respuesta