Un niño podrá oir gracias a un implante realizado en el Hospital Materno Infantil de San Isidro

    333

    Nació con hipoacusia neurosensorial. En un mes le encenderán el dispositivo electrónico que le permitirá escuchar. Se trata de la primera intervención quirúrgica de este tipo en el Materno Infantil.

    Los implantes cocleares permiten a las personas sordas recibir y procesar sonidos y lenguaje
    Los implantes cocleares permiten a las personas sordas recibir y procesar sonidos y lenguaje

    En septiembre Misael Jonás, de tres años, que nació con hipoacusia neurosensorial, escuchará las primeras palabras y sonidos de su vida. Todo gracias a un implante coclear (gratuito) que fue realizado con éxito en el Hospital Municipal Materno Infantil de San  Isidro.

    “Se trata del primer implante coclear en el Materno Infantil; estamos muy orgullosos. Esta operación implica que el niño en un futuro podrá concurrir a un colegio normal y no a uno de sordos; además desarrollará el lenguaje sin inconvenientes”, enfatizó Pío Martínez, otorrinolaringólogo del Hospital.

    El Jefe del Servicio de Otorrinolaringología, Daniel Larisgoitia, explicó que un implante coclear es un equipo que permite rehabilitar la audición en chicos con hipoacusia neurosensorial profunda. Posee un dispositivo electrónico que tras un período de rehabilitación es encendido para que pueda oír.

    “El momento más lindo será cuando encendamos el aparato porque empezará a escuchar ruidos que nunca escuchó”, acotó Martínez.

    Daiana Godoy, mamá de Misael, y su abuela agradecieron la atención del hospital y sus especialistas. “Hace dos años que veníamos luchando con este tema. Esperamos muy ansiosas el momento en que enciendan el aparato y pueda escuchar”, dijo la madre.

    Cómo funciona

    En un oído normal, las ondas vibratorias llegan al oído interno llamado cóclea (tiene forma de tubo enrollado en espiral). Son convertidas por la cóclea en señales eléctricas que viajan a lo largo del nervio auditivo hacia el cerebro.

    En casos de hipoacusia, este equipo se coloca en la mastoides (hueso) debajo del cuero cabelludo. Tiene un receptor, que cuando recibe un sonido lo convierte en señales eléctricas que van al cerebro para que la persona pueda escuchar. La única pieza que se ve es la que recibe el sonido.

    Dejar respuesta