Tomás Otero exhibe sus iconografías míticas en San Isidro

    124
    Otero y unas de sus obras expuestas en el HCD San Isidro

    Hasta el jueves 19 de octubre podrá visitarse en el Concejo Deliberante (25 de Mayo 459)  la muestra “Imágenes de la Consciencia” de este artista discípulo del ecuatoriano  Oswaldo Guayasamín. Entrada gratuita.

    La pintura de tendencia abstracta y espíritu primitivo del artista sanisidrense Tomás Otero es la que adorna actualmente el salón de exposiciones del Concejo Deliberante de San Isidro (25 de Mayo 459).

    La inauguración de esta muestra contó con la presencia del presidente del legislativo sanisidrense, Carlos Castellano, de asiduos concurrentes a las actividades culturales de esta casa y de familiares y amigos de este artista padre de tres lindos hijos (Elena, Luna y Martín), un hombre tranquilo, de carácter introspectivo, alto y con hablar pausado.

    Su ritmo vital hace pensar en procesos creativos cocinados a fuego lento. Creador de obras que merecen la pena contemplar con detenimiento y que servirán, sin duda, para poner a punto nuestros sentidos.

    Castellano destacó el buen nivel artístico de Otero
    Castellano destacó el buen nivel artístico de Otero

    El visitante encontrará colgadas en las paredes y en una perfecta armonía, pinturas de gran formato, presentadas en solitario o formando trípticos.

    “Son todo bocetos que nacieron de dibujar líneas y formas, realizados en segundos y sin levantar el lápiz, como parte de un ejercicio creativo”, dice Otero que cuando era estudiante de Bellas artes y con 19 años empezaba a verse como artista, convirtiéndose en uno de los únicos discípulos del pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín.

    Su madre, Isabel Tortora, recuerda la época en que su hijo se estableció en Quito. “Yo quería que mi hijo volviera a acabar sus estudios, para que tuviera un título y su maestro me decía que no le hacía falta, que con lo que le estaba enseñando, tendría de más que suficiente para ganarse la vida”.

    En otra de las secciones de la sala, el artista aprovechó para recrear partes de un jardín imaginario, pintando plantas de diferentes universos vegetales.

    Siendo este un tema recurrente para él y que conecta de nuevo y desde otro lugar con el mundo natural y sus paisajes, germinaciones y bloques de piedras que durante siglos permanecen el mismo lugar.

    La muestra con acceso gratuito, podrá visitarse hasta el jueves 19 de octubre: Lunes a viernes de 8 a 20, sábados de 10 a 13 y de 16 a 20 y domingos de 16 a 20.

    Para más información comunicarse al 4512- 3375/3317.

    Dejar respuesta