Sólo con valentía un discapacitado puede reintegrarse a la sociedad

    341

    El Equipo de Prevención del Abuso y Maltrato en Menores (EPAMM) y el Centro Municipal para la Inclusión de las Personas con Discapacidad de San Isidro organizaron un encuentro en el que se demostró cómo es posible salir adelante luego de sufrir una discapacidad.

    Guillermo Ortiz, disminuido visual, deslumbró con su guitarra
    Guillermo Ortiz, disminuido visual, deslumbró con su guitarra

    “Todos los discapacitados tenemos la valentía de salir adelante y reintegrarnos a la sociedad después de sufrir una discapacidad. Lo peor que nos puede pasar es que nos sobreprotejan. Debemos hacernos cargo de nuestro propio destino”, señaló Martina Antonini, presidenta del Equipo de Prevención del Abuso y Maltrato en Menores (EPAMM) en el encuentro denominado  “A partir del Después” que esta entidad organizó junto al Centro Municipal para la Inclusión de las Personas con Discapacidad de San Isidro “Una Mirada Distinta”.

     El encuentro, con gran convocatoria de público, tuvo lugar el jueves 3 de septiembre por la tarde en el Centro Cívico de Beccar y contó con la presencia del titular de “Una Mirada Distinta”, Ricardo Gross, del sacerdote Tomás Barbero y del pastor Ricardo Fontanet, entre otras autoridades.

    Cecilia Zárate, ciega de nacimiento, brilló con su violín
    Cecilia Zárate, ciega de nacimiento, brilló con su violín

    Para que el sentido de esta reunión no quede en palabras y teorías hubo demostraciones de que se puede salir adelante a pesar de sufrir una discapacidad.

    Cecilia Zárate, ciega de nacimiento, brilló con su violín y Guillermo Ortiz, disminuido visual, deslumbró con su guitarra.

    Gabriela Giurlani expuso sobre el taller de arte que dirige para personas con capacidades diferentes y la Embajadora de la Paz 2015 de la Agrupación Mil Milenios de Paz, María Elena Villa Abrille contó su experiencia sobre la sexualidad y los discapacitados, tema del que es experta.

     “Hoy estamos frente a un grupo de ganadores  que ha aportado fuerte, luchando y entrenando para lograr un fin último, la felicidad”, indicó Antonini.

    La jornada finalizó con un lunch donde los presentes intercambiaron impresiones sobre el encuentro coincidiendo la mayoría en que el discapacitado, cuando se lo propone, puede lograr grandes potencialidades, incluso superiores de las que pueden alcanzar aquellas personas que no han sufrido una discapacidad.

    Dejar respuesta