Se festejó en San Isidro el Día del Prematuro

    344

    El intendente Gustavo Posse acompañó a los más de 100 chicos que nacieron antes de término y que fueron o son pacientes del Hospital Materno Infantil y del Nido. Fue en el marco de la Semana del Prematuro organizada por Unicef.

    Posse destacó la labor del servicio de Neonatología del Hospital Materno Infantil
    Posse destacó la labor del servicio de Neonatología del Hospital Materno Infantil

    En el Hospital Municipal Materno Infantil de San Isidro se celebró la Semana del Prematuro, dispuesta por Unicef. Homenajear a los prematuros que han sobrevivido y hoy tienen una excelente calidad de vida fue el motivo que reunió a cientos de chicos, familias, médicos y enfermeras.

    El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, destacó la labor del Hospital Materno Infantil, en especial de su servicio de Neonatología, y del Centro de Desarrollo Infantil y Estimulación Temprana “El Nido”. “Vamos a seguir creciendo”, enfatizó.

    En San Isidro es el duodécimo año que se festeja el día del prematuro. “Es muy gratificante ver llegar a los chiquitos que -a pesar de haber nacido antes de término- crecieron sanos y fuertes”, contó Posse, emocionado, mientras sostenía un bebé de tres meses que nació con 450 gramos.

    Shows teatrales, payasos, magos y globos llenaron de alegría cada rincón de este hospital. De las paredes del lugar colgaban largas tiras de colores con los nombres y peso de cada chico que nació prematuro en el hospital municipal y salieron adelante.

    “Si estos niños no hubieran sido atendidos en un hospital como éste de altísima complejidad, tal vez no vivirían con la calidad de vida que gozan ahora”, celebró el intendente y destacó la importancia de la prevención en el embarazo.

    En ese sentido, la directora del Materno Infantil, Susana Vázquez, agregó que se trata de un tema muy serio y complicado para la salud pública mundial, porque es uno de los principales componentes de la mortalidad infantil.

    “Hay que concientizar el tema de controlar el embarazo desde temprano. Porque la mejor manera de tratar la prematurez es prevenirla”, recomendó la médica y celebró los avances tecnológicos en este tema, ya que hace 10 años –explicó– un prematuro de 500 gramos no se salvaba (el límite para reanimarlo era de 700 gramos).

    Entre las madres que asistieron con sus niños que fueron prematuros, Noelia Ortino, de Boulogne, contó: “Tuve una fisura en la bolsa y estuve internada un mes antes de que naciera mi hija, que nació de 27 semanas con 1 kilo 70 gramos y en la semana 36 ya la tenía en casa, gracias al servicio de Neonatología de este hospital”. Hoy, su hija, Victoria Gonzáles tiene 1 año y dos semanas y goza de buena salud.

    Leandra Calveira es la mamá de Sagira Zar (3). “Nació con 1 kilo 180 gramos, de 28 semanas. Vine con contracciones y la tuve aquí. La atención de este hospital fue excelente, no tengo palabras de agradecimiento. Actualmente, mi hija sigue en tratamiento en El Nido con un gran avance”, concluyó.

    Dejar respuesta