Se celebraron las fiestas patronales de Santa Rita en Boulogne

    346

    El intendente Gustavo Posse participó, junto a cientos de fieles, de la tradicional procesión y de la misa que se llevaron a cabo en Boulogne en honor a esta santa patrona.

    Monseñor Oscar Ojea promovió un mensaje social de esperanza
    Monseñor Oscar Ojea promovió un mensaje social de esperanza

    Como cada 22 de mayo, un clima de festejo, alegría y devoción inundó las calles de Boulogne en lo que fue una nueva edición de las celebraciones de las fiestas patronales de Santa Rita.

    A pesar del frío, cientos de vecinos participaron de la tradicional procesión y misa que se llevaron a cabo en la iglesia que lleva el nombre de esta santa patrona.

    El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, también se hizo presente en el lugar para disfrutar de los festejos junto a los vecinos. “Estoy muy feliz de poder vivir esta fiesta de paz. Vengo todos los años y cada vez me sorprende más la cantidad de gente que se acerca no sólo de San Isidro sino también de otros distritos”, manifestó Posse.

    Pasadas las 16, la imagen de Santa Rita salió de la parroquia para recorrer las calles del barrio. Familias enteras siguieron la procesión, agitando pañuelos blancos y cantando alegremente, mientras el Obispo de la Diócesis de San Isidro, Monseñor Oscar Ojea, promovía un mensaje social de esperanza.

    A las 17, una multitud se agolpó en la puerta de la iglesia para presenciar la tradicional misa que en esta oportunidad se realizó al aire libre. Al finalizar, al grito de “Viva Santa Rita”, cada asistente recibió una rosa roja bendecida, símbolo de esta santa.

    “El mensaje fundamental de ella es el perdón, algo posible no sólo para Dios sino también para los hombres. Por eso, este es un día que nos invita a perdonarnos y a amarnos con gratuidad y sin límites”, expresó el párroco Raúl Pizarro, mientras conversaba con los peregrinos.

    Tras finalizar la procesión, Javier Villanueva, contó: “Todos los domingos vengo aquí y no podía faltar en un día tan especial como hoy, no sólo para pedir sino también para agradecer”.

    Mientras le hacía frente al frío con un café caliente, Paula Otero, añadió: “Esta es la patrona de los imposibles y como estamos viviendo un momento difícil, las personas vienen a pedir por el imposible, por aquello que no pueden lograr por si solas”.

    Brigida Castaño, quien se acercó con su hija y nieta a la celebración, concluyó: “Santa Rita me da fuerza. Pido porque cada día estemos más unidos y haya más trabajo, salud y paz”.

     

    Dejar respuesta