Nueva escultura para Villa Adelina

    443

    El intendente Gustavo Posse participó de la colocación de esta obra que se instaló en las avenidas Fondo de la Legua y Esteban Echeverría. Realizada por el reconocido artista Raúl “Pájaro” Gómez, está integrada por dos rieles y una rueda que representa el ferrocarril, símbolo de esta ciudad sanisidrense.

    Fue realizada por Raúl "Pájaro" Gómez
    Fue realizada por Raúl “Pájaro” Gómez

    Toda ciudad tiene su símbolo, alguna actividad o figura en particular que la representa y habla por ella. Villa Adelina no es la excepción y su sello identificatorio fue más que valioso para su desarrollo: el ferrocarril.

    Desde ayer, en uno de los principales ingresos a esta ciudad de San Isidro, se exhibe una flamante obra moderna, realizada por el reconocido artista Raúl “Pájaro” Gómez, que se emplazó en las avenidas Fondo de la Legua y Esteban Etcheverría. Se trata de una pieza integrada por dos rieles y una enorme rueda, que representa a un tren.

    El intendente Gustavo Posse asistió a la colocación de la escultura, en compañía del autor de la obra. “Esto es muy positivo, es un sello urbanístico muy fuerte para una ciudad tan importante como Villa Adelina. No sólo embelece la zona sino que le da un fuerte sentido de pertenencia”, manifestó Posse.

    “Sobre rieles”, nombre que lleva la obra y que evoca explícitamente al símbolo de la ciudad, está hecha completamente de acero inoxidable y tiene 4,10 metros de alto por 1,80 de ancho. Con un peso 600 de kilogramos, esta escultura se sostiene sobre una base de hormigón de 2 metros de alto lo que la hace aún más imponente.

    “Es muy lindo colocar una escultura pero lo que más felicidad me da es cuando se convierten en el símbolo de un lugar, cuando lo ciudadanos la toman como propia”, expresó Raúl “Pájaro” Gómez, con una gran sonrisa. Gómez llevó a cabo importantes obras en Pinamar (en donde está su escultura Dibujando Espacios), Villa Gesell (Homenaje a los Desaparecidos), Ciudad de Buenos Aires (Babel Buenos Aires).

    El nombre de la localidad se remonta a los tiempos de la creación de la estación del Ferrocarril Central Córdoba. La nieta de su administrador, Duncan Mackay Munro, se llamaba Adelina Drysdale. “Todo esto nació allí, al lado de las vías”, destacó Posse.

    A su patrimonio histórico y urbano, Villa Adelina suma ahora arte del siglo XXI.

    Dejar respuesta