Masivo encuentro en San Isidro a favor de la lactancia materna en espacios públicos

    243

    El incomprensible accionar de dos policías que impidieron a una mujer que amamante a su hijo en la plazoleta del Mastil motivó un gran encuentro que se replicó en todo el país.

    Cientos de mujeres se congregaron el sábado 23 de julio con sus hijos en distintas plazas y monumentos del país para participar de un “tetazo” nacional en defensa de la lactancia materna y para apoyar a la joven a quien la policía le impidió amamantar a su hijo en una plaza de San Isidro.

    Una de las concentraciones principales fue en la plazoleta del mástil sanisidrense, en el cruce de 9 de Julio, Belgrano y Acassuso, sitio donde la semana pasada se produjo el incidente con una madre, a quien dos policías echaron del lugar impidiéndole darle el pecho a su bebé en el paseo público.

    La coordinadora nacional de Las Mujeres por la Matria Latinoamericana (Las MuMalá), Raquel Vivanco, una de las convocantes a la manifestación, consideró en diálogo con radio El Mundo, que el proceder de la policía fue un acto “absolutamente repudiable” y “un hecho de violencia institucional”.

    Concejales de San Isidro presentes en el encuentri
    Concejales de San Isidro presentes en el encuentri

    Ante eso, cientos de mujeres se manifestaron con reuniones en plazas de todo el país, pese a las bajas temperaturas en varias regiones.

    Constanza Santos, de 22 años, estaba el pasado martes 12 de julio en el centro de San Isidro porque necesitaba hacer un trámite bancario, cuando después de una hora de espera su bebé empezó a irritarse. La mujer decidió salir de la sucursal y cruzó hasta la plazoleta de Belgrano y Acassuso, donde buscó un lugar para sentarse.

    Mientras amamantaba a su hijo, dos mujeres policías de la fuerza local le pidieron su documento y el del bebé, al tiempo que una de ellas le advirtió que no podía hacerlo en la vía pública porque “había una ley que lo prohibía”.

    Según publicó la joven en su cuenta de Facebook, intentó hacer la denuncia por lo que había sucedido, pero ninguna comisaría quiso escucharla. El hecho adquirió gran trascendencia mediática

     

    Dejar respuesta