La sanisidrense Mariela Gallini rumbo al Nacional de Montaña

    361
    Gallini entrena en los circuitos aeróbicos de San Isidro y Beccar.

    La atleta,  integrante de Los Ñandúes, continúa con la puesta a punto de cara al Campeonato Nacional de Montaña que se desarrollará en La Rioja el próximo 11 de junio. Entrena en los circuitos aeróbicos de San Isidro y Beccar.

    Gallini entrena en los circuitos aeróbicos de San Isidro y Beccar.
    Gallini entrena en los circuitos aeróbicos de San Isidro y Beccar.

    La atleta sanisidrense Mariela Gallini se encuentra entrenando con esfuerzo para competir en el Campeonato Nacional de Montaña que se desarrollará en La Rioja el próximo 11 de junio

    La corredora alterna su puesta a punto entre los circuitos aeróbicos de San Isidro y Beccar, como también en el polideportivo de San Miguel, donde cuenta con extensas jornadas de entrenamiento, además de sumar natación y ejercicios de musculación.

    Gallini, quien en las últimas dos competencias nacionales obtuvo la medalla de bronce, representará a la Federación Atlética Metropolitana (FAM) en la prueba que tendrá sede en Famatina.

    Entrenada por Fernando Díaz Sánchez, la corredora realiza jornadas en doble turno, que intercala con su labor de bancaria. “La falta de apoyo al deporte amateur complica obviamente todo tipo de preparación, porque a veces tenes que suprimir tiempo de descanso o ir de un lado a otro casi sin tiempo, pero una no pierde la pasión”, argumentó.

    Ganadora de la prueba North Face en la distancia de 21 kilómetros en el 2014, o el primer puesto en su categoría en los K21 de Tafí del Valle y en Tandil, tiene la desventaja de vivir en una ciudad sin desnivel, a diferencia de otras adversarias.

    A la hora de hablar de las próximas pruebas, comentó: “Con mi entrenador (Díaz Sánchez) estamos buscando alguna carrera que permita recrear lo que viviré en Famatina. Además, participaré de carreras de calle y de cross en Buenos Aires para llegar de la mejor manera”.

    Y destacó que  “al estar en Buenos Aires estamos en desventaja para competir en montaña pero podemos compensar la situación haciendo muchos ejercicios de fuerza en el gimnasio, intentando imitar la exigencia de la carrera con subidas a bancos, saltos, sentadillas y estocadas”, sostuvo.

    Al mismo tiempo, agregó: “Mi trabajo me obliga a entrenar a la mañana cuando aún no salió el sol porque tengo que entrar a la oficina a las 9 en punto o después de las 18 cuando ya se fue el sol. Se complica generar ingresos para mantener los gastos que implican los viajes, hospedajes, alimentación, calzado e indumentaria pero el running es una pasión que hace que justifica todo el esfuerzo”, señaló Gallini.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here