La historia de Ana Frank, en una conmovedora muestra gratis en Boulogne

    148

    Se puede visitar hasta el 8 de septiembre, en el Centro Cultural de Boulogne, Av. Avelino Rolón 2315.

    Ver el holocausto nazi a través de los ojos de una niña de 14 años como Ana Frank resulta conmovedor. Un impacto que se revive en la muestra itinerante basada en su célebre diario, que se puede visitar gratis hasta el 8 de septiembre en el Centro Cultural Boulogne (Av. Avelino Rolón 2315), de 9 a 19.

    Que los jóvenes reflexionen sobre el holocausto y la última dictadura militar Argentina para visualizar situaciones actuales de violencia y discriminación es la apuesta de esta muestra. El recorrido está a cargo de guías voluntarios, estudiantes secundarios del municipio que se capacitaron para tal fin.

    Posse visitó la muestra
    Posse visitó la muestra

    El proyecto es impulsado por la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, en colaboración con el Centro Ana Frank Argentina y la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro.

    Tras observar los paneles gráficos de la muestra, el intendente Gustavo Posse opinó: “La iniciativa me impactó y me encanta que los alumnos se hayan capacitado para explicar con sus palabras la historia de Ana Frank y el genocidio nazi. Más de 40 escuelas van a visitar esta exposición”.

    “Como Estado tenemos la responsabilidad de promover esa cultura de la tolerancia. Es clave mantener viva la memoria de lo que ocurrió con Ana Frank y en nuestro país durante la última dictadura cívico-militar”, completó Posse.

    Era 1933 cuando el odio y la persecución a los judíos crecía en la Alemania nazi de Adolf Hitler. Ana Frank y su familia judía se refugian en Ámsterdam (Holanda) que, en plena Segunda Guerra Mundial (1940), es invadida y queda bajo el dominio nazi.

    La familia de Ana, junto a otras personas (ocho en total), se esconden en la casa de atrás de la empresa de su padre Otto Frank. Allí, permanecen escondidos dos años y Ana empieza a escribir su diario íntimo, que luego se convirtió en un símbolo de los derechos humanos.

    Alguien los delató y fueron descubiertos por la policía alemana en 1944. Los enviaron a diferentes campos de concentración. Otto, el único sobreviviente, rescató el diario de su hija. A partir de 1960, ese “anexo secreto” donde se escondieron se convirtió en museo.

    Dos meses antes de que termine la Segunda Guerra Mundial, Ana murió de tifus, a los 16 años, en un campo de concentración, dejando algo muy especial: su diario, convertido en libro, el más famoso de la historia traducido a más de 70 idiomas.

    Quien tuvo el privilegio de recorrer la casa donde Ana Frank estuvo escondida, fue Fausto Castillo (16), de Boulogne, casualmente, uno de los guías de esta muestra.

    “Sentís una energía muy particular. La experiencia es increíble, porque entre otras cosas ves su diario íntimo original. Lo importante es generar conciencia de que este genocidio o cualquier golpe militar no deben volver a ocurrir”, graficó el alumno de la Escuela media 11 de Boulogne.

    Héctor Shalom, director de la Casa Ana Frank Argentina contó: “La idea es tomar conocimiento de una catástrofe para la humanidad atravesada por la historia de Ana Frank. El objetivo es que los jóvenes reflexionen sobre el holocausto y nuestra última dictadura y lo puedan relacionar con situaciones de violencia y discriminación en nuestros días”.

    Y sumó: “Enfatizamos el hecho de asumir responsabilidad por el otro, tal como en el caso de Ana Frank y su familia lo hicieron sus protectores, gracias a ellos pudieron estar escondidos dos años. Asumieron un fuerte riesgo de vida, hoy puede ser la escena en un aula cuando se burlan de un compañero en un aula, en el barrio, en la familia”.

     

    Dejar respuesta