La defensa costera impidió que se inunde la zona del Bajo de San Isidro

    293

    A las 5.30 de la madrugada se registró el pico máximo de la sudestada con mareas que alcanzaron una altura de 3.30 metros. El sistema de bombeo y el albardón construidos por el Municipio respondieron con éxito.

    El albardón impide que el agua del río inunde el barrio
    El albardón impide que el agua del río inunde el barrio

    En el Bajo de San Isidro no hubo anegamientos gracias al sistema de estaciones de bombeo y albardón que conforman la defensa costera. El sistema hidráulico respondió adecuadamente a la sudestada,  cuyo pico máximo se registró a las 5.30 con mareas que alcanzaron una altura de 3.30 metros.

    “A pesar de que cayeron más de 300 milímetros de agua (algo excepcional para esta altura del año) y hubo vientos fuertes, la zona del Bajo de San Isidro quedó a salvo del agua. El sistema de bombeo funcionó perfectamente”, resumió Marcelo Holasek, director de la defensa costera de San Isidro.

    El arquitecto Alejandro Alvarez de Toledo enfatizó: “No nos hemos inundado por una sencilla razón: venimos haciendo obras hace más de 20 años”.

    Defensa Costera

    La defensa costera es un terraplén que impide el ingreso de agua a zonas urbanas. Tiene 4.300 metros de largo que representan 4 kilómetros y 3 cuadras y una altura de casi 5 metros. Posee un recorrido sinuoso que nace en Rondeau (Beccar) a la altura del Colegio Marín y termina Estación Las Barrancas (Acassuso).

    Estaciones de Bombeo

    Cuando el río está alto, las bombas extraen el agua y lo tiran por sobre el nivel del albardón al Río de la Plata. En total hay siete plantas de bombeo (España y Mitre; Leloir, Martín y Omar, Roque Sáenz Peña y Los Álamos). Próximamente habrá una octava.

    Dejar respuesta