Fue un éxito en San Isidro la campaña de recolección de residuos electrónicos

    335
    Plaza Castiglia en San Isidro

    Se juntaron 4 mil kilos de aparatos, entre CPU viejas, monitores, teclados, mouse e impresoras. Con este material, se confeccionan computadoras que serán donadas a colegios y entidades que los necesiten.

    Más de 4 mil kilos de aparatos se juntaron el viernes en la tercera Jornada de Recolección de Residuos Electrónicos que se realizó en cuatro plazas de San Isidro (Plaza Castigilia en San Isidro, Plaza 9 de julio en Martínez, Plaza Lourdes en Beccar y Plaza Belgrano en Villa Adelina).

    El objetivo de esta iniciativa es proteger el medio ambiente, promover la participación ciudadana y donar a entidades de bien público del distrito (centros de jubilados, jardines de infantes y ONG) nuevas computadoras que se confeccionan con el material reciclado.

    “Esta propuesta es muy positiva. Ayudamos al planeta, le damos la posibilidad a los vecinos de deshacerse de materiales en desuso, y los convertimos en nuevas computadoras para donar y colaborar en la enseñanza de la informática”, expresó el intendente Gustavo Posse en la plaza Belgrano.

    Se trata de una iniciativa organizada en conjunto entre la Red Juvenil Activa que promueve la Secretaría de Integración Comunitaria, la Fundación Equidad y la Subsecretaría de Espacio Público.

    El proyecto nació del programa Los Jóvenes Tienen la Palabra en el que, con el apoyo de la Unión Europea, se fomenta su participación en el diseño de políticas públicas. A partir de la preocupación  por esta problemática, desde San Isidro se formó la alianza con la Fundación Equidad para darle forma a estas jornadas que buscan dar respuesta y crear conciencia sobre este tema.

    Plaza 9 de Julio en Martínez
    Plaza 9 de Julio en Martínez

    Según Greenpeace, cada argentino desecha tres kilos de basura electrónica por año, lo que significa 120.000 toneladas de basura que termina en rellenos comunes. El problema no sólo es la cantidad o el volumen sino que la mayoría de sus partes son contaminantes y tardan entre 10 y 300 años en degradarse.

    Durante cuatro horas, muchísimos vecinos se acercaron a los cuatro puntos donde se realizaba la acción para donar aparatos electrónicos en desuso. Además de recibir los equipos, los jóvenes explicaban el alcance de esta acción.

    Juan Faieraizen, director del taller de reciclaje de la Fundación Equidad, expresó: “Hace 16 años que venimos trabajando con el objetivo de achicar el pasivo ambiental y transformarlo en un activo social. Estamos procesando un promedio de 300 máquinas por mes y ya vamos por 22.000 desde el inicio”.

    “Esta es la tercera edición de un gran círculo virtuoso, estableciendo una alianza maravillosa entre los jóvenes, los vecinos y la Fundación. Por el éxito de estas tres jornadas, se prevé continuar con futuras campañas” comentó Arturo Flier secretario de Integración Comunitaria.

    Dejar respuesta