En San Isidro los adultos mayores juegan al Newcom para reducir el riesgo de enfermedades

    67

    En Puerto Libre, donde funciona el programa Juventud Prolongada, practican esta novedosa actividad que mejora la calidad de vida.

    “Desde que juego al newcom ya no me duele el cuerpo, logré mayor agilidad y pude aflojar mis piernas y brazos”, expresa con una sonrisa Eduardo Silvestre, de 73 años, vecino de Beccar, quien al igual que cientos de abuelos practican esa disciplina en el predio de Puerto Libre, a orillas del Río de la Plata, en Martínez.

    Al aire libre, en una cancha de arena, los adultos mayores se disponen a jugar al newcom, el voley adaptado que cada día suma más adeptos. Primero hacen una entrada en calor para preparar sus músculos, articulaciones y así prevenir lesiones. Se dividen en equipos de seis jugadores cada uno y escuchan atentamente cada una de las indicaciones del profesor. Finalmente, hablan entre ellos y se arengan, porque más allá del esparcimiento, demuestran su sentido de competencia para crecer.

    Esta actividad se realiza los martes de 10:00 a 12:00 y miércoles de 15:30 a 17:30 en Puerto Libre, los lunes de 10:00 a 12:00 en Club Banade de Martínez, y los jueves de 10:00 a 12:00 en el Club Vélez Sarfield de Martínez.

    “El newcom es una especie de vóleibol modificado. En lugar de golpearse, la pelota se atrapa y se lanza por arriba de la red. El objetivo es no dejar caer el balón al suelo”, explica el profesor Germán De Gregori.

    Y agrega: “Esta actividad es furor en este lugar, durante dos horas de entrenamiento buscamos que los abuelos puedan divertirse y mantenerse sanos y en forma. Además, a través de la competencia se fomenta el trabajo en equipo”.

    Al practicar esta disciplina, los adultos mayores obtienen importantes beneficios para la salud como fortalecer el cuerpo superior (brazos y hombros) y los músculos de la parte inferior. También mejora los sistemas cardiovasvular y respiratorio, la coordinación ojo-mano, construye agilidad, coordinación, velocidad y equilibrio,  y aumenta el estado de ánimo.

    Además, durante este año participaron de los Juegos Bonaerenses y actualmente se están preparando para competir en una liga de FeVa (Federación del Voleibol Argentino).

    “Desde que empecé a jugar al newcomb pude superar mis problemas de insomnio y también logré bajar el colesterol. Esta es una actividad muy inclusiva, se las recomiendo a todos”, sostiene Graciela Congora de Martínez.

    Tras finalizar el entrenamiento, María Teresa San Giorgio de San Isidro, completa: “Esta es una propuesta increíble, hice nuevos amigos y ahora estoy comiendo sano y tomando más agua. Lo empecé hace poco y ya estoy notando los resultados. No me puedo imaginar mi vida sin Puerto Libre, aquí somos felices”.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here