En San Isidro aconsejan como no caer en la trampa de los secuestros virtuales

    70

    El Municipio aconseja tener códigos o palabras claves con los familiares para identificarlos, cortar la comunicación, no brindar datos y hacer la denuncia.

    El sonido del teléfono en la madrugada corta de manera brusca el silencio de la noche y la tranquilidad de la víctima, que se despierta sobresaltada. Al levantar el tubo, se escuchan los gritos desesperados de un supuesto familiar al que tienen secuestrado, o el viejo truco del accidente de tránsito para hacer caer a la víctima en el engaño. De esta forma suelen operan las bandas que se dedican a realizar secuestros virtuales. Ante esta posible situación, el Municipio de San Isidro recomienda medidas de prevención para no ser extorsionados con esta modalidad delictiva.

    “Los delincuentes aprovechan la desesperación de la gente y el hecho de que por llamarlos de madrugada estén algo dormidos. Es fundamental tener la lucidez para no brindarles ninguna información. Apenas escuchan que le dicen que llaman por un supuesto secuestro, o también por un accidente desde tal o cual comisaría u hospital, corten. Ni la policía ni los médicos hacen esos llamados en la vida real”, sostiene Federico Suñer, subsecretario de Prevención Ciudadana.

    Y agrega: “No permitan que lleguen al momento de la amenaza. El que llama es muy hábil para sacar ciertos datos como nombres y costumbres para lograr el engaño. Por eso se debe cortar la comunicación y llamar inmediatamente al 911 o al 4512-3333”.

    Además, Suñer alertó a los vecinos sobre otro delito como es el denominado “cuento del tío”, en el que los delincuentes se hacen pasar por empleados de algún organismo público como por ejemplo la ANSES,  para poder ingresar a las propiedades y consumar el robo. “No se debe abrir la puerta a desconocidos y si hay que realizar algún trámite de un organismo estatal va a ser por una comunicación escrita fehaciente y no tocando el timbre de una casa”, señala.

    El titular de la Dirección de Investigaciones (DDI) de San Isidro, el comisario mayor Gustavo Bustamante indica: “El vecino debe tomar precaución cuando reciba un llamado proveniente de alguna unidad carcelaria y rechazarla si no se tiene allí personas conocidas que pudieran querer comunicarse. Es fundamental formular la denuncia en la unidad policial o judicial de la zona. La extorsión es un delito”.

    “Trabajamos en conjunto con el Municipio, las patrullas que están en cuadrícula y con los grupos que tenemos de guardia las 24 horas, que acuden a estos llamados y previenen este tipo de delitos”, remarca Bustamante.

    Seguir las recomendaciones es la única prevención posible. Las más importantes son las siguientes:

     – Establezca una palabra clave entre los miembros de su familia, para en caso de tomar contacto telefónicamente con el supuesto familiar, poder pedir la palabra clave.

    – Comuníquese rápidamente con el familiar supuestamente secuestrado/accidentado. Intente mantener una vía de comunicación abierta con sus familiares o allegados.

    – Directamente corte la llamada cuando desconocidos le informen de accidentes sufridos por familiares suyos. Este tipo de situaciones son comunicadas personalmente por la policía en su domicilio.

    – Mantenga la calma, rápidamente alerta al 911 informando detalles del hecho al personal policial  y siga sus indicaciones.

    – Para reducir las posibilidades de recibir estos llamados extorsivos no llene cupones con datos telefónicos a desconocidos en comercios, cines, stands o en la calle.

    – No agendar en los teléfonos celulares con las palabras como: “mamá”, “papá” o “casa”, coloque directamente los nombres de las personas.

    – Si un niño o una niña atiende el teléfono, supervise que no aporte sus datos personales ni de su familia y que la llamada la continúe una persona adulta.

    Dejar respuesta