El festival de música folk rindió su homenaje a la mujer en San Isidro

    228
    El dúo Casualité cerró la noche

    El grupo de músicos, que habitualmente organiza sus festivales en la ribera sanisidrense, presentó un espectáculo dedicado a la mujer en el Concejo Deliberante de San Isidro.

    Este mes de marzo las mujeres son las protagonistas en el Concejo Deliberante de San Isidro. Son diversas las actividades que desde el ámbito de la cultura se están produciendo para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

    El sábado pasado por la tarde fue el turno de la música con un homenaje a las mujeres por parte del festival Folk hasta que se ponga el sol, espectáculo que se realiza en la zona ribereña de Martínez, pero que cada tanto elige espacios cerrados para brindar su excelente show con músicos locales.

    La brasileña Mariana Muñoz
    La brasileña Mariana Muñoz

    El programador y músico, Mariano Anastassiades, creador del festival, presentó un espectáculo que permitió escuchar a cuatro artistas de un alto nivel.

    La música sin etiquetas fue la protagonista. Piano eléctrico, guitarras, una armónica y la voz, fueron los medios con los que se bastaron y sobraron los músicos, para crear un clima idóneo para compartir pensamientos y sensaciones.

    Mientras,  como telón de fondo, se proyectaban imágenes de músicas legendarias y momentos de esos encuentros musicales que cerca del río se producen cada quince días.

    El show arrancó en solitario y con su guitarra, el mismo Mariano Anastassiades, que agradeció al Concejo Deliberante de San Isidro por dar cabida a su propuesta y que con canciones como la deDimming of the Day de Richard Thomson, supo crear el tono de una velada serena.

    Karina Vismara tocó temas propios de su reciente álbum Casa del Viento
    Karina Vismara tocó temas propios de su reciente álbum Casa del Viento

    Luego y como para romper el hielo, la brasileña Mariana Muñoz,  con simpatía y unas zapatillas divertidamente iluminadas, arrancó sonrisas y aplausos con unos temas que según explicó “me hacen sentir la paz que no consigo en el día a día”.

    Momentos después y sentada tras unos teclados, invadió la escena el universo de ensueños y recuerdos de Agustina Caballero, integrante del grupo “Los calzones de la abuela” que erizó más de una piel con sus canciones dedicadas a su abuelo o a fragmentos de sus paisajes íntimos.

    Después de este pasaje por las memorias personales, Karina Vismara tocó temas propios de su reciente álbum Casa del Viento y ajenos como Only love can brake your heart de Neil Young, que bajo su influjo, sonaron potentes e intensos. Al finalizar su actuación se dirigió al público: “Quiero felicitar a todas las mujeres y a todos aquellos hombres que nos tratan por igual”.

    Agustina Caballero y su teclado
    Agustina Caballero y su teclado

    El dúo recién bautizado como Casualité, conformado por Ivana Irigoytía que reivindicó, minutos antes de su actuación, la lucha por los derechos de la mujer, desde el respeto y que consideró que hay que “reconocer o hacerse reconocer, sin discriminar o desprestigiar al otro”,  y Marcos Rodríguez Gurpegui, puso el broche final, con desparpajo y armonía, a una noche que fue homenaje a la mujer, y también a la música compartida y celebrada, más allá de estilos y de modas pasajeras.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here