El CEFA cerró un buen año con su apoyo escolar en San Isidro

    398

    Chicos de 6 a 12 años, con trastornos de aprendizaje, acuden al Centro Facilitador del Aprendizaje y Prevención municipal para mejorar su rendimiento escolar.

    Este espacio fue creado por el Municipio de San Isidro con el objetivo de ayudar en forma gratuita a chicos, de seis a 12 años
    Este espacio fue creado por el Municipio de San Isidro con el objetivo de ayudar en forma gratuita a chicos, de seis a 12 años

    El Centro Facilitador del Aprendizaje y Prevención (CEFAyP) cerró el año a puro juegos y picnic. Los 340 chicos que recibieron apoyo escolar durante el 2015, disfrutaron de un día de festejo junto con sus padres en la sede del Centro ubicado en Tomkinson 2130.

    “Fue un año muy positivo. Estamos muy felices, no sólo porque duplicamos la cantidad de chicos respecto al año pasado sino porque todos tuvieron un gran avance y lograron pasar de grado”, expresó la directora del CEFAyP, Jimena Jorge.

    Este espacio fue creado por el Municipio de San Isidro con el objetivo de ayudar en forma gratuita a chicos, de seis a 12 años, a mejorar su rendimiento escolar otorgándoles una asistencia psicopedagógica y artística ante hechos o situaciones que dificulten el aprendizaje y la adaptación en la escuela.

    “Nosotros le damos continuidad al trabajo que se realiza en el Centro de Desarrollo Infantil y Estimulación Temprana “El Nido”, donde se trabaja hasta los seis años”, contó Jorge.

    Día a día, los alumnos realizan actividades artísticas como teatro y plástica, reciben una orientación por parte de profesionales y se divierten con diversas recreaciones educativas. “No hay mejor manera de aportar a la educación que con juegos. No sólo aprenden sino que se relacionan con compañeros”, explicó la directora.

    Mariana Ferreira, vecina de Boulogne, comentó: “Desde que viene acá, mi hijo mejoró mucho en la escuela, especialmente en la escritura. Estoy muy contenta y feliz por verlo crecer día a día”.

    Junto a su hijo Mateo de 12 años, Eugenia Mildenberg, concluyó: “Me encanta verlo feliz porque no sólo aprende sino que se divierte con sus compañeros. El Centro da un servicio increíble y es gratuito. Mejor imposible”.

     

    Dejar respuesta