El barrio La Cava tiene una nueva cancha de fútbol

    313

    El Municipio, junto con la ONG Love.Fútbol y ESPN, construyeron un campo de juego que tiene como objetivo integrar a través del deporte.

    Posse participó activamente de la construcción
    Posse participó activamente de la construcción

    Con el paso del tiempo, el fútbol fue dejando de ser simplemente un deporte para convertirse en una fuente de pasión y forma de vida. Sin embargo, en muchos casos, también es una herramienta para mejorar el mundo e impulsar sociedades.

    Dentro de ese grupo se encuentra Love.Fútbol, una organización sin fines de lucro que trabaja con comunidades locales para construir canchas de fútbol, con el objetivo de acercar a los jóvenes al deporte y alejarlos de la calle.

    El innovador proyecto llegó a San Isidro, donde el Municipio, junto con ESPN y la institución Unión y Amistad San Isidro (UASI), construyeron un nuevo campo de juego con los vecinos del barrio La Cava en la plaza ubicada en Ada Elflein y Av. Andrés Rólon, Beccar.

    “La gente de La Cava, al igual que todos los habitantes de nuestro país, merecen tener viviendas dignas y espacios de calidad cercanos a establecimientos educativos y deportivos”, manifestó el intendente Gustavo Posse, quien también participó activamente de la construcción.

    Y agregó: “Esta cancha no es sólo un simple espacio para jugar sino que representa un símbolo de fuerza de toda la comunidad de La Cava, donde el fútbol funciona como una herramienta integradora”.

    A su lado, el representante de Love.Fútbol, Manoel Silva, expresó: “Todos participan en la construcción porque la idea es que este espacio sea un logro de todos los vecinos y no un regalo. Con algo tan simple, fomentamos los valores, la sociabilización y promovemos el espacio público”.

    A lo largo de seis años, Love.Fútbol ha terminado 12 proyectos en varias comunidades, en los que ayudó a más de ocho mil jóvenes y se emplearon aproximadamente 26 mil horas de voluntariado.

    “El fútbol es un deporte que une, no importa de qué equipos seas. Lo verdaderamente importante es el compañerismo y compartir el momento, algo que este proyecto impulsa desde el principio”, comentó Joaquín Fábregas, sin dejar de trabajar.

    Con salpicaduras de cemento sobre su ropa, Sofía Treire completó: “Lo más lindo de este proyecto es ver cómo todos colaboran en la realización. Esto hace que la cancha no sea de uno sino de todos”.

    Dejar respuesta