Con música en vivo se proyectó en San Isidro el clásico film El Gabinete del Dr Caligari

    41
    Casi a oscuras, los músicos brillaron en su actuación durante el film

    En el Concejo Deliberante, El Ensamble de Guitarras del Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla le dio sonido a esta película muda de terror estrenada en 1920 y considerada la obra por excelencia del cine expresionista alemán.

    Una excelente propuesta cultural disfrutó el público en la tormentosa noche del sábado pasado en el Concejo Deliberante de San Isidro.

    La película, una joya del cine mudo alemán titulada El Gabinete del Dr. Caligari, tuvo una banda sonora de lujo interpretada en vivo por la agrupación musical del Ensamble de Guitarras del Conservatorio de Música Manuel de Falla.

    Fue una experiencia única, no solo atractiva por el hecho de poder contemplar un film que pese a su casi siglo de existencia sigue manteniendo su frescura, sino porque los asistentes pudieron escuchar una composición expresamente creada para esta ocasión y que durante todo el film acompañó perfectamente al relato visual.

    Gabriel Evaraldo con su bajo eléctrico seguía atento las indicaciones del director. Minutos antes de la actuación se le notaba con cierta excitación por ver como recibiría el público una pieza sonora que era la primera vez que se daba a conocer en público.

    El Ensamble de Guitarras del Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla antes de salir a escena
    El Ensamble de Guitarras del Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla antes de salir a escena

    “Me pareció que esta obra por los medios con los que contamos era ideal, por la estética y por la parte visual que es muy artesanal, igual que lo nuestro”, expresó el músico.

    El resultado de tanta dedicación fue un trabajo acústico refinado y calculado al milímetro para la obra cinematográfica del director alemán Robert Wiene.

    Así, las cuerdas de la mandolina, el contrabajo, el violonchelo o las guitarras clásicas y electrónicas callaban cuando por ejemplo en el film se perseguía al asesino, porque como comenta Evaraldo: “El silencio es tensión y suspenso”.

    Con la ayuda de algún trueno que sonó en el momento justo, la proyección se desarrolló bajó un silencio casi absoluto. El film, donde se relata la historia de un doctor excéntrico con ideas lunáticas sobre los estados de hipnosis, es cuna de géneros como el thriller o el terror.

    En él hay asesinatos, persecuciones, escenas bizarras, pasiones extremas, delirio, todo envuelto en un ambiente a veces claustrofóbico y recargado.

    Sebastián Tellado, fue el encargado junto a Juan Wolf de dirigir al conjunto de músicos que sumaban casi 20 integrantes. Ocultos en la oscuridad, casi ni se les oía respirar.

    Lo mismo que el público que permaneció en silencio disfrutando a la vez de la impecable actuación de la agrupación musical y de una película, ya olvidada, pero vigente dentro de los clásicos del cine.

     

    Dejar respuesta